INICIO

MUESTRAS
SOBRE NOSOTROS
CONTACTO
 

SERVICIO EDITORIAL
DISEÑO GRÁFICO
PUBLICIDAD
 

Internacional constructivo, concreto, reductivo, inteligible

Concreto, reductivo, inteligible y constructivo son términos alusivos a tendencias que ahora sólo se practican en círculos intelectuales. A comienzos del siglo XX —en una época de revoluciones y de progreso técnico— a las fuerzas creadoras les resultó posible elevar el arte a un plano superior. Los artistas encontraron en la fotografía y en el cine medios infinitamente mejores para plasmar los acontecimientos del mundo en todas sus manifestaciones.

La tradición según la cual el arte sólo podía asociarse con una temática figurativa resultaba insuficiente para los artistas. Los problemas que condicionan la vida cotidiana no deberían reproducirse en el arte. En 1936 escribió Hennyk Stazéwski que quien no luche con su arte, trabajará en su contra, sin entender la lucha en un sentido estricto, sino como la liberación del arte de la política, de la religión, del ocio, de la publicidad, de la economía y de los sentimientos. La libertad del arte no debía consistir en un diálogo con la vida cotidiana, sino en la libertad de aspirar a un estado de conciencia superior que abriera nuevos horizontes para el hombre y le permitiera tomar decisiones de forma autónoma, afirmándose ante la naturaleza. Y con esto, sin embargo, ¿quién puede juzgar hoy en día lo que es arte? Artistas y espectadores están actualmente desorientados, porque falta una conciencia histórica artística. No obstante, desde hace unos años se aprecia una corriente que ha retornado los preceptos de las vanguardias. El Museum Modern Art de Hünfeld se ha impuesto hace ya tiempo la tarea de proteger las tendencias constructivas, reductivas, concretas e inteligibles.

 
MUESTRAS SOBRE NOSOTROS CONTACTO