INICIO

MUESTRAS
SOBRE NOSOTROS
CONTACTO
 

SERVICIO EDITORIAL
DISEÑO GRÁFICO
PUBLICIDAD
 

Feito 1998/2008

Hay quien ha escrito que la obra de Luis Feito tiene multitud de cercanías a las esencias zen. Quizá sí porque lo argumentan. También quizá pudiéramos argumentar que su obra obedece a la revelación de una persona extremadamente sensible y exquisita capaz de trasladar mediante gesto e impregnaciones de color su enormidad espiritual, su sesibilidad inconmesurable. Un don rebosante de infinitas cualidades.
Desde sus obras de los cincuenta, extrañamente enfervorecidas y exultantes al estar cargadas de pasta y agitación en alguno de sus bordes, tienen algún sentido gnoseológico, o si éstas pueden categorizar algo más esos fondos de pensamiento oriental que se le atribuye, sobreviviendo en la mayor parte de los casos dentro de atmósferas abstractas y sensoriales difíciles de calificar y fáciles de aventurar propósitos recónditos en matafísicas abstrusas. De Feito y de su obra se ha escrito decenas y decenas de páginas y no soy capaz de dar con la palabra adecuada para definir la inmesidad de su alma, la extraordinaria virtud de su corrección y el universo amplísimo de sus ilustraciones plásticas.

 
MUESTRAS SOBRE NOSOTROS CONTACTO